Los músculos se expanden y contraen constantemente dentro de un rango fisiológico de movimiento. Sin embargo, si los músculos se sobreestiran o se contraen en exceso, como por ejemplo cuando cargamos un peso excesivo, puede suceder que la musculatura no pueda recuperarse y se inflame. Cuando un músculo se inflama, se hincha o contrae debido a la fatiga, el espacio entre la piel y el músculo se comprime, produciendo una restricción del flujo sanguíneo y de la circulación linfática. Esta compresión a su vez ejerce presión sobre los nociceptores que están debajo de la piel, los cuales envían “signos de molestias” al cerebro y la persona siente DOLOR. Este tipo de dolor se conoce como mialgia o dolor muscular.


Para asegurar que los músculos tienen un rango de movimiento libre, se recomiendan vendas con una elasticidad del 130%-140% de su longitud inicial. Esta elasticidad específica evitará al mismo tiempo un sobreestiramiento de los músculos. No sirven los esparadrapos o las tiras de tape utilizadas en los vendajes funcionales deportivos. Es recomendable la utilización de vendas, ya que cumplen las condiciones específicas requeridas para los vendajes neuromusculares. Los rollos de vendaje neuromuscular cumplen unas propiedades fisiológicas de manera que permiten una movilidad articular libre , de forma que permiten que el cuerpo inicie sus procesos de autocuración.

Efectos fisiológicos del vendaje neuromuscular en la piel

 

La foto de arriba, muestra la composición y forma de la piel antes de la aplicación del Vendaje Neuromuscular. La ilustración de la derecha, muestra como en la zona donde se aplican las tiras de Vendaje neuromuscular se forman circunvoluciones (ondas) que aumentan el espacio entre la piel y los músculos y desaparece la estimulación de los las terminaciones nerviosas encargadas de la transmisión del dolor (nociceptores), al tiempo que mejora la circulación linfática.


El vendaje neuromuscular alivia el dolor y facilita el drenaje linfático por medio de la elevación de la piel a nivel microscópico. La tira de tape forma circunvoluciones en la piel que aumentan el espacio intersticial. El resultado es que la disminución de la presión hace que se dejen de estimular los receptores del dolor y se dejan de enviar estímulos nociceptivos por medio del sistema nervioso, con lo que desaparece el dolor. La disminución de la presión intersticial favorece a su vez el drenaje linfático, permitiendo un mejor vaciamiento de los canales y facilitando la circulación linfática y por tanto la eliminación de las sustancias de desecho.

Al vendaje neuromuscular se le atribuyen cuatro funciones principales:

1-. SOPORTE DEL MÚSCULO

- Mejora la contracción muscular en el músculo debilitado
- Reduce la fatiga muscular
- Reduce la hiperextensión y la hipercontracción del músculo
- Aumenta la amplitud de movimiento
- Alivia el dolor

2-. ELIMINA LA CONGESTIÓN AL FAVORECER LA CIRCULACIÓN DE LOS LÍQUIDOS CORPORALES

- Mejora la circulación sanguínea y linfática
- Reduciendo el exceso de calor y facilitando la eliminación de sustancias de desecho
- Reduce la inflamación
- Reduce la sensación de dolor en el músculo y en la piel

3-. ACTIVA LOS SISTEMAS ANALGÉSICOS ENDÓGENOS

- Activa el sistema inhibitorio espinal
- Activa el sistema inhibitorio general

4-. CORRIGE LOS PROBLEMAS ARTICULARES

- Normaliza el tono muscular
- Ajusta desvíos ocasionados por hipertensiones musculares
- Alivia el dolor articular
- Mejora el rango de amplitud articular

 

Cross taping práctico - Txema Aguirre